Respiración consciente (parte uno)

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Autora Invitada: Vera Bilicka

Herramientas que tienes a tu alcance para actuar ahora mismo

“Se puede vivir dos meses sin comida y dos semanas sin agua, pero sólo
se puede vivir unos minutos sin aire” (Maestro Hung Yi-Hsiang)

Tenemos la creencia errónea de que se necesita estar en el mundo del yoga para hacer determinadas cosas. Y no es así.

La respiración consciente es nuestra primera y principal herramienta para la recuperación y el mantenimiento de la salud.

Es la única función del cuerpo que escapa a la clasificación de voluntario o involuntario ya que puede funcionar de las dos maneras.

Todos los sistemas biológicos se alimentan del oxígeno. Este entra por los alvéolos pulmonares y se distribuye a través del torrente sanguíneo.

Si prestamos atención a como respiramos descubriremos que solo usamos una parte muy pequeña de nuestra capacidad pulmonar, y que dicha respiración tiene una tendencia a usar solo el tercio superior de los pulmones, al nivel de las clavículas.

En los momentos de stress, tensión o ansiedad solemos respirar entrecortado, de manera agitada y con inspiraciones muy cortas. Esto además demanda un doble esfuerzo para el corazón, que tiene que bombear más rápido para llevar la misma cantidad de oxígeno a la sangre que si usáramos toda nuestra capacidad pulmonar.

Una respiración diafragmática, es decir lo que en Yoga se llama “Respiración Profunda”, ocupando toda la superficie que los pulmones nos permiten, es tres veces más efectiva que una respiración alta o clavicular.

Quiere decir que al respirar mal todos los sistemas se ven afectados en su calidad de funcionamiento. Y cuando decimos todos, ¡son todos!

¿Por qué no aprender a hacer lo contrario? ¿Hacemos la prueba?

 

Cuéntanos que tal ha sido tu experiencia.

En la parte dos les presentaré: ¿De qué está compuesto el aire, además de Oxígeno?

Vera Bilicka
verayuda@gmail.com
facebook: Vera Yuda
+34 607 147 284

6 comentarios en “Respiración consciente (parte uno)”

  1. ¡Hermoso artículo! Y necesario en estos tiempos difíciles. Para volver a las cosas esenciales: como respirar, aprovechar para conectar con nosotros mismos y darnos un mimo.
    De gran utilidad el ejercicio práctico en audio 🙂
    Fuerte abrazo!

    Responder
  2. Excelente nota y audio-guía!!! Simple, efectivo, MARAVILLOSO. Una herramienta para siempre. La respiración consciente, aún en pleno siglo XXI, no está incorporada en nuestras enseñanzas occidentales como práctica esencial. Practiquemos y trasmitamos. Usé este audio-guía con mi hija de 8 años y fue una hermosa experiencia. GRACIAS!!!!

    Responder
  3. Es importante que todo el mundo sepa esto..
    Algo tan primario como respirar nos centra y nos permite funcionar adecuadamente fisica, emocional y espiritualmente…

    Responder
  4. Bonito artículo acompañado de esta práctica respiratoria que acabo de realizar. Resulta ser un ejercicio estupendo para estos momentos de confinamiento que nos provocan cierta ansiedad. Además, es curioso que utilicemos tan poca capacidad pulmonar en nuestro proceso respiratorio.

    La pondré en práctica para calmar cuerpo y mente. 😉

    Un abrazo, Mónica.

    Responder

Deja un comentario