Las alergias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

La Bioneuroemoción® considera que la enfermedad es un programa biológico de adaptación a un conflicto. Es un mecanismo de adaptación para la supervivencia.

Cada síntoma o enfermedad nos está diciendo algo acerca de un conflicto que no hemos resuelto, de una emoción que no hemos sabido gestionar.

Una alergia es una reacción desproporcionada de nuestro cuerpo a un elemento que considera como un invasor. Es una respuesta exagerada del sistema defensivo a sustancias normalmente inocuas para la mayoría de la gente. El sentido de la alergia que es «ponerse a salvo del agresor».

Según la OMS, la alergia es una reacción exagerada del organismo al tomar contacto con sustancias que provienen del exterior. Esas sustancias son conocidas como alérgenos y son los que provocan la reacción alérgica. Las sustancias alergénicas o alérgenos pueden llegar a nuestro organismo ya sea por inhalación, por ingestión o por contacto con la piel.

Las enfermedades alérgicas más frecuentes son la rino-conjuntivitis, el asma, la urticaria, la dermatitis atópica, la dermatitis alérgica de contacto, la alergia alimentaria y la alergia a fármacos . La rinitis alérgica es la enfermedad alérgica más frecuente, afecta al 25-30% de la población de los países desarrollados.

Retomando una mirada más holística; las alergias están relacionadas con una situación que no se acepta, con elementos que despiertan recuerdos que rechazamos o nos entristecen.

La alergia es, ante todo una defensa, que protege al individuo adaptando su organismo a la realidad de la vida cotidiana. Está basada en un miedo, una inquietud, un recelo o un temor (inconscientes) que se relaciona con el alérgeno.

El sentido de la alergia es proteger al individuo de una amenaza potencial

Nuestros sentidos lo graban todo y activan anclajes frente a los escenarios de una situación impactante, de esta manera cuando se vuelvan a presentar las mismas circunstancias (o cercanas) se enciende la alarma y se produce la reacción alérgica. El cuerpo se pone en alerta y se defiende del potencial agresor.

Para comprender la alergia es necesario saber que tiene dos fases.

La primera fase, es el momento del impacto emocional y todo lo que lo rodea, olores, sabores, temperatura. La persona ha vivido un shock emocional, el estrés sube de golpe y se instala una huella.

En la segunda fase el organismo reconoce el producto que lo agredió la primera vez; todos los sentidos se ponen en alerta, no por estar frente al agresor sino para evitar una segunda agresión; produce la reacción alérgica como un aviso de urgencia para que la persona se aleje de aquello que le produce daño a nivel emocional.

Nuestro inconsciente lo graba todo y ante el más mínimo indicio de algo peligroso activa la alerta en forma de síntoma para protegernos del dolor emocional.

La alergia como cualquier otra enfermedad puede ser vista desde el prisma de la Bioneuroemoción®.

Mónica Haefeli
Acompañante en Bioneuroemoción®

Deja un comentario